Saltar al contenido

Cómo hacerte tus propias cortinas opacas

Como hacer tus propias cortians opacas

Lo primero de todo queremos animarte y decirte que no tienes que ser una reina de la costura para hacer tus propias cortinas opacas. ¡Son más fáciles de confeccionar de lo que crees!

Si estás remodelando tu dormitorio, diseñando tu nuevo salón o quieres algo que mantenga tu habitación oscura durante el día, las cortinas opacas deben ser serias candidatas como elemento decorativo y práctico a la vez. En este artículo, te mostraremos paso a paso cómo hacerlas, e incluso te daremos instrucciones para una versión sin costura.

¿Cuáles son los beneficios de usar una cortina opaca?

Hay dos razones principales por las que la gente las usa:

  • Para bloquear la luz: pueden bloquear hasta el 99% de la luz solar, manteniendo una habitación oscura y como una cueva 24 horas al día. Esto es ideal para los bebés que duermen la siesta durante el día y los trabajadores del turno de noche, que tienen su reloj biológico cambiado. Además de facilitar el sueño, también pueden mejorar el disfrute de la televisión eliminando el brillo del sol en la pantalla.
  • Para ahorrar en la factura de la luz: Un consumidor puede ahorrar hasta un 25% en su factura de energía usando cortinas blackout durante todo el año. Bloquean la entrada de calor en una habitación en verano, y mantienen el calor durante los meses de invierno.
Hilo para coser cortians opacas

Materiales necesarios

La tela o el tejido opaco

Puedes comprar una tela opaca directamente o bien elegir una tela normal que te guste a la que le añadiremos el forro aislante

Empieza con unos seis metros, pero la cantidad total que necesitas variará según el tamaño de tus ventanas. Además, prevé dejar unos 10 centímetros de más para acomodar los dobladillos. Contrariamente a lo que se podría pensar, la tela no tiene que ser negra. Puede ser de cualquier color.

Forro asilante

El forro opaco es probablemente la parte más importante porque es lo que mantiene el aislamiento de la habitación. La mayoría de las opciones serán un algodón blanco y grueso.

Cinta de Grosgrain

La cinta de grosgrain se utiliza para las pestañas, y se considera más duradera y estable que el satén. Esto es especialmente crucial para las cortinas blackout, que tienden a ser más pesadas.

Hilo

Escoge hilo blanco para coser las piezas…

Alfileres

Usa alfileres para ir dando la forma y fijar la tela en su lugar hasta que esté listo para coser las piezas.

Tijeras

Escoge unas tijeras afiladas y resistentes para cortar la tela. Asegúrate de que las cuchillas sean de acero inoxidable para mayor precisión y durabilidad.

Palo de medidor

Las reglas no son lo suficientemente largas, y una cinta métrica puede no ser lo suficientemente plana y estable. Un metro o una vara de medir es plana, ligera y ayuda a garantizar la fiabilidad de las mediciones.

Marcador

Ten un marcador a mano si necesitas señalar algo en la tela. Un lápiz también funcionará.

Plancha

Presionar los bordes y las esquinas antes de coser ayudará a crear líneas nítidas y limpias. También querrás asegurarte de que has sacado cualquier arruga de la tela antes de empezar a coser.

Planchar cortinas opacas

Pasos a seguir DIY

  1. Determina cuánta tela necesitarás. Mide el ancho y la altura de tu ventana desde la barra de la cortina hasta la parte inferior del suelo y añade unos ocho o diez centímetros para el dobladillo superior e inferior.
  2. Pon el material en el suelo, y luego mide la cantidad de material que necesitas finalmente.
  3. Usa la vara de medir para marcar la tela y dibujar líneas rectas, así sabrás dónde cortar. Luego comienza a cortar.
  4. Repite este proceso para el forro de la tela. La única diferencia es que no necesitas tener en cuenta la tela adicional para los dobladillos.
  5. Una vez que hayas cortado todo el material, plancha todas las arrugas.
  6. Dobla los dobladillos y plánchalos para reforzar el pliegue.
  7. Reúne el material y ponlo en el suelo, con el lado decorativo hacia abajo. Coloca el forro negro sobre la tela.
  8. Dobla los dobladillos sobre el forro negro y sujétalo con alfileres en todas las esquinas y bordes.
  9. A continuación, cose todos los bordes juntos para deja fijado el forro a la cortina.

En el video siguiente puedes comprobar cómo siguen los mismo pasos que acabamos de explicar, exceptuando un detalle: en vez de coser la tela al forro, lo pega con tape o cinta.